Uñas esculpidas para este año


Uñas postizas

Las uñas esculpidas
En primer lugar, hay que tener en cuenta que las uñas esculpidas no son un tratamiento, ya que no sirven para fortalecer las uñas débiles, la uña natural queda bajo el trabajo y tiene que mantenerse exactamente igual que antes, ni mejor ni peor. Aunque sin duda su aspecto externo alcance la perfección extrema.

 

  • Casi eternas
    La primera sesión tiene una duración aproximada de una hora y quince minutos, las siguientes sesiones de relleno son más breves de 45 minutos a una hora. En cuanto a la duración media de las uñas esculpidas en perfecto estado suele ser de tres semanas, aunque también depende del crecimiento de la uña o el tipo de trabajo.

    Si reciben un golpe muy fuerte y se rompen se puede acudir a una sesión especial para resolverlo. Pero existen garantías de una duración prolongada llevando una vida normal.

     

  • Buena tolerancia
    Con las uñas esculpidas se dan muy pocos casos de alergias, pero si se presenta alguna predisposición a ellas, se realizan primero unas pruebas previas en la uña del dedo meñique y si al cabo de cuatro o cinco días no se ha experimentado ninguna reacción se completa el trabajo.

    También suele suceder con bastante frecuencia que personas con alergia al esmalte normal, tienen que recurrir a la técnica de uñas esculpidas para poder llevar las uñas maquilladas y de esta manera evitan este tipo de alergia, ya que el producto no entra en contacto directo con la superficie de la uña natural.


  • Nuevos materiales

    Nuevos materiales
    Vidrio, seda y lino: El sistema de implante es el mismo para estos tres materiales. Es el procedimiento más reciente para hacer uñas con productos que no dañan la capa de ozono, utilizando el Activador “brush-on” servido en botella como sustituto del clásico spray.

    Se trabaja la uña con productos elaborados con fibra de vidrio. Los mismos productos que se aplican para las uñas de seda o lino. Lo único que cambia es la tela de soporte. No hay ventajas respecto a las uñas esculpidas, el sistema estrella y el más extendido. De vidrio dura un poco menos, dos semanas.

    Gel de calcio: Es un sistema nuevo y revolucionario, basado en un gel de calcio, que fortalece y ayuda a que crezcan las propias uñas naturales, puede ser aplicado por cualquier persona que sepa maquillar uñas. Se trata de poner el sistema de gel para aportar una protección extra a las uñas. Al incrementar su dureza y consistencia, las uñas no se rompen.

    Con este método se consigue resistencia pero no se obtiene una uña más larga. Con el gel se puede maquillar encima y desmaquillar después sin ningún problema. Esta técnica está recomendada especialmente para la mujer activa que dispone de poco tiempo y no quiere tener uñas artificiales, pero desea tener unas uñas no muy largas y bien cuidadas. Se aplica en 20 o 30 minutos la primera vez, y después cada quince días se necesita una nueva sesión para retocar el producto.

    Gel Judy Cray: Es una técnica exclusiva para profesionales. Se trata de un sistema simplificado y con resultados óptimos. En lugar de aplicar 3 ó 4 geles diferentes, consiste en aplicar uno sólo para todo. La aplicación es sencilla y el acabado totalmente natural igual que en el caso de las uñas esculpidas. Duran un poco menos, aproximadamente dos semanas.

    Arte y fantasía: Se pueden realizar trabajos muy decorativos para fiestas u ocasiones especiales. Los recursos más empleados a la hora de realizar incrustaciones en la superficie de la uña esculpida son los hilos de diferentes colores (oro y plata sobre todo) y diseños, y también piedras de todos los tamaños y colores.

    Esta técnica es casi una opción exclusiva para las fiestas navideñas o Nochevieja. Se obtiene un buen resultado cuando se hace en una sola uña, por ejemplo en el dedo meñique. En caso contrario puede resultar sobrecargado.

    Buenos hábitos
    Las uñas esculpidas además de resultar una alternativa interesante para mejorar la imagen de nuestras manos y uñas, son un excelente sistema para corregir un hábito tan antiestético como morderse las uñas. En el caso de niños pequeños y hombres, la técnica se realiza sin esmalte y dotando a la uña esculpida de un tamaño corto justa hasta la yema del dedo, y un aspecto completamente natural.

    Mientras la uña esculpida está puesta es imposible morderse las uñas, y además da tiempo a que crezcan las naturales. La mayoría de las personas que pasan tres o cuatro meses con el implante postizo pierden esta mala costumbre cuando se quitan las uñas esculpidas. El porcentaje de éxito en este sentido es muy elevado.

    Fuente

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *