Por qué me hago la manicura

manicuraUna manicura completa una vez al mes y de manera continuada dará a las uñas de tus manos, un brillo indescriptible necesario porque forman parte del aspecto general. Saber que preparados utilizar acorde al tipo de piel que las rodea, la limpieza y preparación de estos es fundamental para la decoración de ellas: esculpidas, medialuna, estilo francés etc.

Los básicos que tú también debes tener en un portacosméticos son:

    *  quitaesmaltes; compra una marca conocida (hipoalergénico, es ideal) y lo pasas con un algodón humedecido en este líquido presionando sobre la uña,
    * lima; hazlo de arriba para abajo y viceversa para que no quiebren,
    * palito de naranja o de plástico para las cutículas; embeberlas en crema que contenga alóe vera y empujarlas hacia adentro para después poder cortarlas,
    * revitalizador; pasar en las manos un gel refrescante,
    * fortalecedor; pasar en las uñas un fortalecedor con calcio que paulatinamente las vaya endureciendo,
    * esmalte/s; aplicar en tres veces, la primer capa para darle color y las otras dos para destacarlo.


Las uñas están formadas por: proteínas, fósforo, calcio, hierro unidas entre sí por la sustancia llamada queratina; lo que conoces por uña es un conjunto de células muertas (por eso no duele al cortarlas) la verdadera matriz es la base de la misma que está escondida debajo de la piel entonces las nuevas empujan hacia arriba a las viejas para que tú o la manicura las corten. Hay uñas enfermas o con afecciones temporales,  por falta de cuidados, por mala alimentación; eso hace que sean: débiles (porque se doblan con muchas facilidad), duras (sequedad y debes hidratarlas con cremas y/o productos especiales), con nervaduras (se producen por el uso de los detergentes y demas), quebradizas (falta de queratina) etc.

 Hay fórmulas caseras que se pasan de generación en generación y no son solo para el género femenino sino también para la masculina:

    * come mucho apio, lechuga, arroz, cebolla etc,
    * sumergir las uñas en aceite de oliva, como mínimo una vez por semana unos minutos,
    * antes de acostarte úntate con aceite de almendras o alóe vera que obtienes al quebrar la hoja (en el sector de la uña/cutícula),
    * beber jugo de pepino,
    * mojarlas en leche una vez a la semana y luego cuando se secan de manera natural, arreglas las cutículas,
    * frotarlas con la cáscara de limón entre otras.

El tic de morderlas o comértelas, es habitual como una manifestación externa de: estrés, inseguridad, miedos que la persona padece. Buscar ayuda es una opción para poder erradicar esta enfermedad que puede hasta lastimar los dedos en aquellas personas que las muerden sin medir las consecuencias.

 

En resumen cuida tus uñas y de vez en cuando hazte la manicura :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *