Manual de Estética

Tu Manual de Estética

Éste manual te permitirá conocer el rostro y sacarle el mejor partido a esos rasgos
especiales que aprenderás a resaltar y te servirá de guía para saber como cuidar la piel
y aumentar tus técnicas de maquillaje.

 

El equipo de limpieza y cuidado:

Desmaquilladora el leche
Tónico sin alcohol
Desmaquillante de ojos
Hidratante / antiedad o con sérum
Contorno de ojos
El equipo de maquillaje que precisas:
Base de maquillaje (lo mas parecida posible al tono de tu piel, asegúrate que cubra bien)
Iluminador y tapa ojeras (importante para disimular granitos, cicatrices, ojeras…)
Polvos sueltos (para evitar brillos y darle al maquillaje un aspecto aterciopelado)
Barra de labios y brillo de labios (gloss)
Sombras para el maquillaje de los párpados.
Perfilador de ojos para dibujar el contorno.
Mascara de pestañas.
Colorete (marrones y rosados suaves para pieles claras, rojizos para pieles morenas)
Lee cuidadosamente este manual, preferiblemente en varios dias para que no te resulte
pesado, luego realiza las prácticas que figuran al final, puedes hacerlas varias veces ya
que el secreto está en coger práctica con el pincel y experimentar con los colores para
saber que trazos y tonos son los más favorecedores.

INICIACIÓN AL MAQUILLAJE


Se entiende por maquillaje a la técnica destinada a realizar los rasgos faciales en procura de una
mejor armonía o simultáneamente disimular los defectos. Los efectos alcanzados por el maquillaje
deben ante todo parecer lo mas naturales y por ello se aconseja los usos de tonos discretos y
tonos mas subidos que permitan acentuar los rasgos mas interesantes y positivos disimulando las
imperfecciones que puedan restar apariencia y personalidad.
El arte del maquillaje sigue paso a paso el camino de la moda renovándose en cada temporada.
Los distintos cambios en las indumentarias hace que también se modifique el maquillaje en este
sentido los expertos maquilladores varían constantemente el centro de atracción del rostro, así
unas veces destacan los ojos, otras los labios, con diferentes coloraciones, combinaciones y
formas.
En la actualidad el maquillaje recibe a través de la química cosmética una serie de diferentes
formulas químicas perfeccionándolas día a día y mejorando las cualidades de cada producto.
Diremos entonces que el maquillaje cuenta actualmente con un conjunto de recursos que están al alcance de la mujer dispuesta a usarlos.
Ante todo, un buen maquillaje depende mucho del estado de la piel por ello es importantísimo una rutina diaria de higiene y cuidado facial:

Pasos:

1. Limpiar (crema de limpieza o leche de limpieza)
2. Tonificar
3. Humectar
4. Hidratar
Higienizar, tonificar, humectar y nutrir son los cuatro pasos fundamentales para una correcta higiene.
La higiene de la piel constituye la base de la estética. Si se emprende a realizarla bien se consigue que la piel respire correctamente y de este modo se mantiene siempre bien. La higiene tiene por objeto mantener los poros libres de toda obstrucción que les impida cumplir sus funciones de respirar, absorber, eliminar desechos y toxinas.

Limpieza:
Colocamos el producto en los cinco puntos ya conocidos (frente, nariz, mentón y ambas
mejillas) y los distribuimos por todo el rostro. Masajeando con movimientos circulares ascendentes en cara, cuello y escote. La dejamos actuar durante 5 minutos y la retiramos con papel tisú o esponjas vegetales humedecidas en agua (nunca con algodón), teniendo mucho cuidado al realizar los movimientos sobre todo en las zonas donde hay pliegues de gestos. Desmaquillar las pestañas con dos discos desmaquillantes humedecidos en crema de limpieza, un disco arriba y otro debajo de las pestañas.

Desmaquillar los ojos en forma de 8, con desmaquillante de ojos.

Tonificar:
Este cuidado tiene como principal objetivo estimular la circulación periférica sanguínea y también conservar la elasticidad de los músculos.
Para aplicarlo tomamos discos de algodón y los humedecemos con unas gotas de loción y realizamos los masajes ya conocidos con pequeños golpecitos o tecleo (topicar). No lo quitamos de la piel.
El tónico también cumple la función de retirar el resto de producto de higiene. De todo esto deducimos que higienizar y tonificar son paso que siempre deben ir juntos pues cada uno por separado no cumple su función.

Humectar:
Da el agua justa que precisa la piel. Cumple con la función de conservar la humedad de la piel. Ponemos una pequeña cantidad del producto humectante en las palmas de las manos y lo distribuimos por todo el rostro y cuello con movimientos ascendentes, que no tienen porque ser circulares. No lo quitamos de la piel.

Hidratante:
Da el agua que necesita cada piel en particular. Cumple la función como el humectante, de conservar la humedad natural de la piel pero además brinda a la misma hidratación porque contiene un elemento activo muy hidratante (ácido airorinico, urea y surbitol).

Nutrición:
A la piel hay que alimentarla muy especialmente. Existen en el mercado una enorme
variedad de cremas nutritivas para diversas edades y diversos tipos de piel. En general hasta los 20 años basta con cuidar con que la piel no se reseque y no se deshidrate. Si por el exceso de sol, viento o frió esto ocurre basta para detener el deterioro los hidratantes y humectantes. Pasados los 30 años (estimado según el tipo de piel y el estado de la misma). Es tiempo de emplear cremas ricas que contengan sustancias biológicamente especiales como sueros minerales o los que contengan polen o jalea real.

Después de los 40 años (estimativo) cuando la producción de hormonas disminuye
progresivamente es cuando la mujer debe comenzar con un tratamiento supletorio por vía interna y bajo supervisión medica. Cualquier producto que se emplee debe usarse alternándolos con otros de diferentes elementos activos. La nutrición se hará sobre la piel limpia en cualquier momento del día aplicándola con los masajes adecuados y dejándola actuar no más de 40 o 60 minutos tiempo suficiente para una correcta absorción. Al cabo del tiempo retiramos con tisú, tonificamos y si es necesario humectamos.

Por último colocar agua termal para desinflamar la piel: Tapar con la mano los ojos, y rociar en la frente, luego tapar de nuevo los ojos con la mano y rociar en la zona inferior de la cara. Si queda exceso se retira con discos desmaquillantes.

DIFERENCIAS ENTRE HIDRATANTE Y HUMECTANTE:

HIDRATANTE
Por medio de sus componentes activos el producto llega a las capas profundas de la piel, las hidrata y hace que las células se vivifiquen dándole a la piel la lozanía perdida.

HUMECTANTE
Es la acción de un producto, de absorber la humedad ambiente por medio de sus principios activos y mantenerla sobre la piel. Le aporta y mantiene su humedad.

LA BASE
Lo ideal es limpiar, tonificar y equilibrar, la precaución será no aplicar demasiado hidratante y dejar actuar unos minutos, antes de colocar la base. Se aplica sobre la piel en cara, cuello, escote, pómulos, orejas y labios. Sirve para unificar el color de la piel y fijar el maquillaje. Nunca se coloca una base más oscura al color de la piel. Se aplica una cantidad en la parte superior de nuestra mano y con una esponja de látex la vamos aplicando sobre la piel, empezando por la frente y siguiendo hacia abajo, terminando en el escote. Las encontramos en diferentes texturas: cremosas, liquidas y compactas. La elección de la textura de la base esta de acuerdo al estado en
que se encuentra la piel.
W-O aceite-agua: Hay mas aceite que agua, se utiliza para pieles secas.
O-W agua -aceite: Hay más agua que aceite, se utiliza para pieles grasas.
*Hidratante con color: Cubre menos, se utiliza para pieles que están bien (sin arrugas, sin granos,
etc.), da sensación de frescura a la piel.
*Muss: Espuma con color, tiene muy poco poder de cubrimiento.
*Base liquida o fluida: Es la base general, la tienen todas las marcas.
*Base semifluida: Es la base promedio porque esta como en la mitad de la escala, se adapta a la mayoría de las pieles, tienen buen poder de deslizamiento y de cubrimiento, y son para todo tipo de piel. Estas bases generalmente vienen en frascos de plásticos y no todas las marcas las tienen.
POLVOS (TRANSLUCIDOS O BRILLANTES)
Cumple la función de quitar el brillo de la base, por lo tanto el color de él va a ser bien claro pudiendo llegar hasta el blanco. El polvo no debe alterar el color de la base. Se aplica con brocha en todo el rostro.
LAS SOMBRAS
Sirven para modelar u resaltar los párpados, la elección del color o tono debe armonizar con el color de la vestimenta a llevar según la ocasión. Las hay de diferentes texturas cremosas, compactas, liquidas, crayones y acuasombras.

Hay tres pasos para el maquillaje de los ojos:
Iluminador: Se aplica con pincel y va desde la ceja hasta las pestañas. Siempre son de colores claros (blanco, beige, etc.).
Primera Sombra: Se aplica con pincel desde el borde de las pestañas hasta donde termina el párpado móvil, saturándolo y esfumándolo. Siempre es un poco más oscura que el iluminador.
Segunda sombra: Es de color mas intenso que la primera sombra. Se aplica con pincel de esponja en el párpado fijo, desde el lagrimal hasta el último tercio. Al llegar al último tercio subimos un poco hasta el quiebre del ojo. Se satura desde afuera hacia dentro.
DELINEADOR (DE FIBRA O LÍQUIDO)
Arriba: Se aplica desde el lagrimal y lo subimos en el último tercio del ojo.
Debajo: Se aplica por fuera del ojo, saturando desde afuera hacia el lagrimal, sin llegar a este.
COSMÉTICO PARA PESTAÑAS (RIMEL)
Cumple la finalidad de oscurecer y curvar las pestañas, existen sólidos que se aplican con un cepillete o los fluidos en tubo que secan más rápidamente. También existen impermeables al agua o la las lagrimas (water pool), los que no debemos usar con frecuencia ya que se adhieren mucho
a las pestañas y al quitarnos el maquillaje también salen las pestañas.
Arriba: Se sostiene con los dedos las cejas tirando hacia arriba, y se aplica con el pincel del mismo rimel por arriba y debajo de las pestañas bien saturado.
Debajo: Se pincela con la punta del pincel del mismo rimel.
LÁPICES LABIALES
Para los labios se necesita diversos tonos o colores para combinar o que estén de acuerdo a la colorimetría del maquillaje. Durante el día recomendamos un tono mas claro y por la noche, la nota de color debe subir pues recordamos que la luz artificial absorbe el color. Antes de aplicar la barra o labial debemos delinear los labios y a la vez que corregimos el ancho dibujamos la boca.
Pasos:
Delinear: Se aplica el delineador sobre el contorno de la boca cerrada.
Rellenar: Se pasa el pincel en el labial y se aplica en la boca.
Fijar: Se aplica con brocha un polvo volátil blanco y luego se vuelve a delinear y rellenar. Así
logramos mayor fijación y duración del labial.
BRILLO DE LABIOS
Se debe aplicar sobre el labial aunque comúnmente se aplican solos. Existe una gran variedad de tonos desde el incoloro hasta los que armonizan con el tono del labial. El labial junto con el rubor es el toque de color del maquillaje.

RUBOR (COLORETE O BLUSH)
El rubor sirve o se utiliza para dar color a las mejillas, realzar el maquillaje y modelar el rostro.
Pueden ser de diferentes texturas como ser gelatinosa, liquida, cremosa y compacta. Los tres primeros se aplican antes del polvo volátil y los compactos como toque final del maquillaje. Se dibuja una línea imaginaria que va desde donde termina la ceja hasta el pómulo, y se aplica con una brocha.

MAQUILLAJE DE LOS OJOS
El maquillaje de los ojos es un aspecto muy importante en el contexto del maquillaje en general, pues los ojos, junto con la cejas, dan más expresividad y comunicabilidad que ninguna otra parte del rostro. Por tanto, el maquillaje debe ir orientado a acentuar esta viveza natural de que están dotados los ojos.
Los ojos perfectos:
Son aquellos cuya distancia entre el extremo interno y el extremo externo es dos veces el diámetro del iris.
Respecto a su situación horizontal en el rostro, el extremo externo del ojo debe estar ligeramente en sentido ascendente.
La separación ideal entre los ojos es aquella que equivale a la longitud del ojo. Si dividimos en tres partes iguales la longitud total entre los extremos de los dos ojos, las dos partes de los extremos corresponderían a los dos ojos y la parte central a la separación entre ellos. Estos datos son importantes, pues la función del maquillaje, entre otras cosas, es intentar corregir las diferencias que pueda haber respecto a estas medidas ideales, que raras veces encontraremos.
MAQUILLAJE DE LAS CEJAS
Cuando la ceja sea escasa, asimétrica o desproporcional, hay que maquillar.
El maquillaje de las cejas se realiza mediante lápiz, o con delineador de ojos (eyeliner) también del mismo color que las cejas, pero prestando en ambos casos, atención a los siguientes puntos:
* Dirección que lleva el pelo.
* Forma que deberá tener la ceja basándose en la morfología del rostro.
* Cuidar que la base de la ceja sea la parte mas espesa.
* Evitar las líneas descendentes.
El maquillaje de las cejas será lo mas natural posible, es decir el trazo que realice el pincel, ha de imitar al pelo de la ceja, tanto en su longitud como en su grosor y dirección.
Por lo tanto, maquillar la ceja significa rellenar la parte despoblada de pelos mediante el
maquillaje de los mismos, que se realiza trazando pequeñas líneas siguiendo el nacimiento del pelo en la dirección que marque la ceja.
El trazo ha de ser lo mas parecido a un pelo, para lo cual, se precisa un lápiz que posea muy fina y a ser posible en forma de espátula.

MAQUILLAJE PRÁCTICO
El maquillaje de los ojos comprende tres zonas claramente diferenciadas, que serán objeto de atención para saber como actuar mejor sobre ellas.
Estas zonas son:
Los párpados
El contorno de los ojos
Las pestañas
PARPADOS
-Párpado Inferior:
Se suele utilizar un maquillaje blanco o muy claro a fin de disimular las ojeras, que dan al ojo un aire de cansancio y tristeza.
Corrector de ojeras:
El maquillaje se aplica con pincel y se difumina con esponja de látex.
-Párpado Superior:
Se aplican colores diversos y variados, que reciben el ya conocido nombre de sombras. Su objeto es aumentar el contraste con el ojo, haciendo que resalte y se intensifique la mirada, y corregir ciertas imperfecciones.
La sombra de los ojos se utiliza para dar luminosidad al ojo y revalorizarlo. Si tiene el mismo color que el ojo, solo conseguirá prolongarlo por efecto del color. Por eso, lo acertado es tratar de buscar contrastes, es decir, sombras que no sean del mismo color que el iris del ojo.
Las sombras se aplican desde la nariz hasta la sien, llegando hasta debajo de la ceja. Con las sombras, que dan profundidad, se acentúa el pliegue del párpado superior.
Aplicación de Sombras:
Hacemos un trazo con un pincel fino en el pliegue del párpado. Trabajamos el resto del párpado con un pincel grueso. Para que el maquillaje resulte más natural, debemos dejar las sombras bien difuminadas. En el rabillo del ojo se aplican sombras con menos intensidad para que el ojo no resulte pesado.
Hay infinidad de formas de maquillar los parpados. Se puede decir que tanto la forma como el color dependen de la moda. Por eso, entre las múltiples formas existentes mencionaremos algunas de las más comunes:
En triangulo
En diagonal
En almendra
En banana

En redondo
En arco Iris
En Mariposa
Si bien hay en ellas un elemento de moda, debemos siempre respetar las normas básicas, que vienen impuestas por la misma forma de los ojos.
Lo mismo para los colores, además de la gran variedad, el uso de un color u otro vendrá también impuesto por la moda. No obstante, nunca deberán olvidarse de las normas que aconsejan la utilización de una coloración acorde con el color del ojo.

CONTORNO DE LOS OJOS
Con la ayuda del perfilador de ojos, se dibuja el contorno del ojo, rebordeando el párpado sobre la raíz de las pestañas. Gracias a este trazo se resaltan las proporciones del ojo, si son las adecuadas. O bien se dibuja corrigiendo la forma, si esta lo exige.
Es necesario estudiar primero con cuidado por donde se va a trazar la línea, de acuerdo con las características del ojo o de la forma que queramos dar.
Apoyamos el dedo meñique en el rostro del cliente, rebordeamos el párpado con ayuda del lápiz.
Se comienza el trazo por el extremo interior de ojo y se prolonga hacia el exterior. Es importante que la línea se haga de un solo trazo, sin que haya discontinuidad o correcciones.
PESTAÑAS
Las pestañas enmarcan el ojo dándole vivacidad, para resaltarlas, se utiliza la mascara de pestañas, que sirve par cubrirlas, dándoles color y haciéndolas mas tupidas, y también para hacerlas mas anchas o mas largas, según se necesite en cada caso.
Una vez que se ha acabado de dar la mascara, deben separarse las pestañas con ayuda de un peine de púas estrechas o un cepillito especial para ello, a fin de que no queden pegadas unas con otras.
Debemos empezar por la parte exterior del ojo y acabar por la parte interior del mismo, desde la raíz hasta la punta y por la parte abombada del pelo. Después del párpado inferior, aplicamos la mascara en las pestañas del párpado superior. Debemos trabajar en capas finas, dando varias capas y esperando que seque una antes de dar la siguiente. Si las pestañas son cortas y escasas, después de la primera capa debemos empolvarlas y continuar con otra pasada de mascara.
Pasos para maquillar de día:
1) Corrector: Se aplica con esponja de látex en ojeras, párpados y labios (sí se cree necesario).
2) Base: Se aplica con esponja de látex en cara, cuello, escote, orejas, párpados y labios.
Siempre del mismo color que la piel.
3) Polvo (translucido o Bronceante): Se aplica con brocha en todo el rostro. Así le sacamos el brillo de la base.
4) Ojos:
-Iluminador: Se aplica con pincel desde la ceja hasta las pestañas. Siempre usamos un color claro
(blanco, beige, etc.). Siempre colores opacos.
Primera Sombra: Se aplica con pincel desde el borde de las pestañas
hasta donde termina el párpado móvil, saturándolo y esfumándolo. Siempre es un poco más oscura que el iluminador, teniendo en cuenta la vestimenta. Siempre colores opacos.

Segunda Sombra: Se aplica con pincel de esponja en el párpado fijo,
desde el lagrimal hasta el último tercio. Al llegar al último tercio subimos un poco hasta él quiebre del ojo. Se satura desde afuera hacia dentro. Siempre es un poco más oscura que la primera sombra. Siempre colores opacos.
-Delineador: De día nunca se aplica delineador líquido, solo de fibra o lápiz.
*Arriba: Se aplica desde el lagrimal y lo subimos en el último tercio del ojo.
*Debajo: Se aplica por fuera del ojo, saturando desde afuera hacia el lagrimal, sin llegar a este.
-Rimel: Se aplican con el mismo pincel del rimel.
*Arriba: Se sostiene con los dedos las cejas tirando hacia arriba, y se aplica con el pincel del
mismo rimel por arriba y debajo de las pestañas bien saturado.
*Debajo: Se pincela con la punta del pincel del mismo rimel.
5) Labios: Nunca se colocan colores muy fuertes para el día.
Pasos:
Delinear: Se aplica el delineador sobre el contorno de la boca cerrada.
Rellenar: Se pasa el pincel en el labial y se aplica en la boca.
Fijar: Se aplica con brocha un polvo volátil blanco y luego se vuelve a delinear y rellenar. Así logramos mayor fijación y duración del labial.
6) Rubor: Se aplica con una brocha. Se dibuja una línea imaginaria que va desde donde termina
la ceja hasta el pómulo.
Pasos para maquillar de tarde:
1) Corrector: Se aplica con esponja de látex en ojeras, párpados y labios (sí se cree necesario).
2) Base: Se aplica con esponja de látex en cara, cuello, escote, orejas, párpados y labios.
Puede ser cremosa, compacta o semifluida, y del mismo tono que la piel o un tono más subido.
3) Polvo (translucido o Bronceante): Se aplica con esponja de cisne topicando en la piel en
todo el rostro, así le sacamos el brillo de la base. Si la base es del mismo tono que la piel, el polvo
puede ser un tono más oscuro.
4) Ojos:
-Iluminador: Se aplica con pincel desde la ceja hasta las pestañas. Siempre usamos un color claro
(blanco, beige, etc.). Siempre colores opacos.
Primera Sombra: Se aplica con pincel desde el borde de las pestañas
hasta donde termina el párpado móvil, saturándolo y esfumándolo. Siempre es un poco más
oscura que el iluminador, teniendo en cuenta la vestimenta. Siempre colores opacos.
Segunda Sombra: Se aplica con pincel de esponja en el párpado fijo,
desde el lagrimal hasta el último tercio. Al llegar al último tercio subimos un poco hasta él quiebre
del ojo. Se satura desde afuera hacia dentro. Siempre es un poco más oscura que la primera
sombra. Siempre colores opacos.

-Delineador: Se puede aplicar delineador líquido, pero debe ser un delineado fino.
*Arriba: Se aplica desde el lagrimal y lo subimos en el último tercio del ojo.
*Debajo: Se aplica por fuera del ojo, saturando desde afuera hasta llegar al lagrimal.
-Rimel: Se aplican con el mismo pincel del rimel.
*Arriba: Se sostiene con los dedos las cejas tirando hacia arriba, y se aplica con el pincel del
mismo rimel por arriba y debajo de las pestañas bien saturado.
*Debajo: Se pincela con la punta del pincel del mismo rimel.
5) Labios: Nunca se colocan colores muy fuertes para la tarde, pero se puede jugar con algún brillo suave.
Pasos:
Delinear: Se aplica el delineador sobre el contorno de la boca cerrada
Rellenar: Se pasa el pincel en el labial y se aplica en la boca.
Fijar: Se aplica con brocha un polvo volátil blanco y luego se vuelve a delinear y rellenar. Así
logramos mayor fijación y duración del labial.
6) Rubor: Se aplica con una brocha. Se dibuja una línea imaginaria que va desde donde termina
la ceja hasta el pómulo.
Pasos para maquillar de noche:
1) Corrector: Se aplica con esponja de látex en ojeras, párpados y labios (sí se cree necesario).
2) Base: Se aplica con esponja de látex en cara, cuello, escote, orejas, párpados y labios.
Puede ser cremosa, compacta o semifluida, y puede ser un más que la piel.
3) Polvo (translucido o Bronceante): Se aplica con esponja de cisne topicando en la piel en todo el rostro, así le sacamos el brillo de la base. Si usamos una base muy oscura el polvo puede ser mas claro, si usamos una base de un tono más que la piel, el polvo puede ser del mismo color que la base.
4) Ojos:
-Iluminador: Se aplica con pincel desde la ceja hasta las pestañas. Siempre usamos un color claro
(blanco, beige, etc.). Colores brillantes.
Primera Sombra: Se aplica con pincel desde el borde de las pestañas
hasta donde termina el párpado móvil, saturándolo y esfumándolo. Siempre es un poco más
oscura que el iluminador, teniendo en cuenta la vestimenta. Colores brillantes.
Segunda Sombra: Se aplica con pincel de esponja en el párpado fijo,
desde el lagrimal hasta el último tercio. Al llegar al último tercio subimos un poco hasta él quiebre del ojo. Se satura desde afuera hacia dentro. Siempre es un poco más oscura que la primera sombra. Se puede hacer la profundidad un poco mas en punta y dándole un toque mas rasgado a los ojos. Colores brillantes.
Se puede delinear debajo del ojo por fuera con el mismo color de la sombra que usamos para la profundidad, saturando desde afuera hasta llegar al lagrimal.

-Delineador: Se aplica delineador líquido.
*Arriba: Se aplica desde el lagrimal y lo subimos en el último tercio del ojo. (Puede ser un poco
más ancho que el maquillaje de tarde, siempre teniendo en cuenta el tamaño del ojo, y continuar
un poquito más).
*Debajo: Se aplica por fuera del ojo, saturando desde afuera hasta llegar al lagrimal. (esto
siempre que no hayamos delineado con sombra).
-Rimel: Se aplican con el mismo pincel del rimel
*Arriba: Se sostiene con los dedos las cejas tirando hacia arriba, y se aplica con el pincel del
mismo rimel por arriba y debajo de las pestañas bien saturado.
*Debajo: Se pincela con la punta del pincel del mismo rimel.
5) Labios: Se puede jugar con los colores y los brillos.
Pasos:
Delinear: Se aplica el delineador sobre el contorno de la boca cerrada
Rellenar: Se pasa el pincel en el labial y se aplica en la boca
Fijar: Se aplica con brocha un polvo volátil blanco y luego se vuelve a delinear y rellenar. Así
logramos mayor fijación y duración del labial.
6) Rubor: Se aplica con una brocha. Se dibuja una línea imaginaria que va desde donde termina
la ceja hasta el pómulo.
7) Polvo Volátil traslucido: Colocar con brocha en toda la cara como toque final, para dar luminosidad (de color opaco).
TRUCOS Y CONSEJOS
CEJAS
También tenemos que preocuparnos por el aspecto de las cejas. Un rostro bien maquillado se puede opacar y estropear, si no cuidamos las cejas. Primeramente, veremos que estén correctamente depiladas, con su largo correcto.
Las cejas siempre se depilan por debajo de su arco. Se estuvieran demasiado depiladas, al maquillarlas, se le “pintan” pelitos con el lápiz de cejas, en el color apropiado, del color del cabello de la persona.
Se hayan situadas sobre los ojos. Están constituidas por pelos cortos y duros, es decir, que siguen una dirección ascendente, horizontal o descendente.
Las cejas, además de proteger a los ojos de los efectos ambientales y de las gotas de sudor que pueden resbalar por la frente, son un complemento de belleza, aunque no siempre la naturaleza proporciona su justa medida y proporción.
La intervención del maquillador o la esteticista puede modificar suavemente el dibujo natural de las mismas, según la forma de los ojos, óvalo, etc., pero siempre con el debido respeto de la propia identidad de la persona. No hay nada más lamentable que esclavizarse a la moda, efímera y caprichosa, y que no siempre se adapta a las características individuales de cada morfología.

* Un rostro alargado puede disimularse aplicando rubor en la zona inferior del mismo.
* Cuando la base nos queda demasiado clara, podemos dar un toque de color con el rubor.
* Una nariz larga o ancha puede disimularse mediante la aplicación de rubor.
* Un rostro cuadrado puede redondearse mediante la aplicación de rubor en la mandíbula.
* Ojos atractivos pueden ser acentuados mediante la aplicación de toques de rubor en la frente.
* Labios atractivos pueden ser acentuados mediante la aplicación de toques de rubor en el mentón.
* Los rubores compactos son más fáciles de esfumar que los en crema.
* Se recomienda el uso de brochas de pelo natural, ya que las sintéticas pueden resultar abrasivas para la piel.
* Si al colocar el rubor, quedara una línea de demarcación exagerada (ocurre muy fácilmente), entonces, tocar la brocha con polvo volátil translúcido y esfumar la línea.
*El cometido del rubor es dar la ilusión de salud al rostro, y debe quedar suave, y natural
PRACTICAS
1. Como primer ejercicio quisiera que te sentaras ante un espejo y contemplases tu
rostro detenidamente, observa tus ojos, tus pestañas, tus cejas, la forma de tu nariz, tus
labios, el color natural de tu piel… Apunta en un papel, lo que te gusta y porqué, lo que
no te gusta y porqué, pues con esto veremos lo que hay que realzar y lo que hay que
disimular con el maquillaje.
2. Este ejercicio requiere un poco de tiempo para ti sola, vas a hacerte una limpieza de
cutis relajadamente (agénciate una mascarilla, prepara un baño caliente):
a) Aplica la leche desmaquilladora colocando 5 “pegotes”(frente, nariz, barbilla,
mejilla izquierda, mejilla derecha) repártela por el rostro con movimientos
circulares.
b) Retírala con una esponja mojada con agua tibia y seca tu rostro con un pañuelo
de papel.
c) Aplica el tónico con un algodón dando pequeños toquecitos por todo el rostro.
d) Ahora reparte la mascarilla y entra en la bañera, relájate durante 20 min.
e) Con la ducha retira la mascarilla, sécate y aplica la hidratante.
3. Pintamos solo los ojos, tono oscuro en el párpado móvil y tono claro por debajo de las
cejas, con el tono oscuro difuminaremos hacia arriba la parte final del ojo para darle
viveza, con un lápiz negro pintamos el interior del ojo o nacimiento de las pestañas.
4. Maquíllate completamente diferente a como lo haces de costumbre, es decir, si te
maquillas mas los ojos y menos los labios hoy será al revés y cambia las tonalidades,
aplícate más colorete, ponte solo brillo en los labios… Se trata de probar otras técnicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *