La estética en el sexo

Si hay un momento en el que todas las barreras desaparecen, es el acto sexual, ricos, pobres, intelectuales, obreros en ese tiempo todos nos hacemos más iguales, desaparecen complejos, nuestra mente se nubla y da un paso atrás en la evolución nos hacemos un poco menos “Sapiens” y aparece nuestro “Homo” en ese momento somos nosotros mismos sin miedo a equivocarnos, sabemos lo que queremos y  nos descubrimos como verdaderamente somos.

 

Parece que el sexo es un buen momento para ver la estética de una manera diferente, estamos acostumbrados disfrutar de la belleza del sentirnos bien con nuestro rostro con nuestro maquillaje peinado de una manera mucho mas superficial, pensamos en ir por la calle de estar con los compañeros de trabajo con nuestras amigas aplicamos la estética a esos momentos, es mucho mas importante como tenemos el pelo cuando estamos en bailando en un bar de moda que cuándo estamos bailando con nuestra pareja en la cama.

 

Esa estética la del día a día es fundamental y nos hace sentirnos bien con nosotros mismos, pero al final si lo pensamos bien sólo es el preludio de la estética de verdad la estética que vivimos milímetro a milímetro cuándo empezamos a sentir la piel de nuestro amante.

 

Cada persona somos un mundo por descubrir, parte de las relaciona humanas sobre todo las de pareja es ir averiguando poco a poco lo que excita a la otra persona, si quitamos capas de maquillaje al concepto de estética y nos quedamos con lo mas mundano descubrimos que eso es lo que es ni mas ni menos. Cuando te miras en el espejo y piensas que guapa estoy que sexy que traje mas sugerente tengo, en el fondo lo que has aplicado sobre ti es tu concepto de estética, un concepto que se basa en lo que conoces a la gente que te rodea, tu pareja tus compañeros, una pura expresión de la relación con los demás cuyo exponente más alto es el sexo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *