La cosmética del futuro

Brillos de labios que “inflan” la boca como si se tratase de inyecciones de colágeno. Autorretratos que se imprimen sobre las uñas y limas de vidrio que ayudan a que sean inquebrantables. Hasta bebidas saborizadas que rejuvenecen la piel. ¿Surrealismo? Para nada, éstas y otras innovaciones cosméticas se presentaron como moneda corriente en el Beauty World de Alemania, la feria de cosmética más grande del mundo que reunió a más de 430 marcas internacionales y se realizó del 25 al 29 de enero en Frankfurt, Alemania.

 

 

Lo natural está de moda

Se trata de volver a las raíces. Después de investigar durante años, de recurrir a distintos químicos e incluso hasta a la NASA en busca de fórmulas químicas que detengan el paso del tiempo (Estée Lauder lo hizo en 1998), hoy la tendencia es el retorno a lo natural. ¿Casualidad? Para nada, este auge tiene que ver, entre otros factores, con la moda de la filosofía oriental que está invadiendo completamente el estilo de vida y gana adeptos en Europa. Por eso, los nuevos productos naturales tienen a las hierbas, las frutas y las verduras como principales componentes y dejaron a los químicos y los conservantes de lado. También incorporan los avances de nuevo milenio, sus texturas son ultralivianas y cuentan con novedosos ingredientes. Entre ellos se encuentran: la cereza (se utiliza para las cremas exfoliantes y para las mascarillas tipo peeling); la camelia y la caléndula (ambas flores con propiedades hidratantes que se aprovechan para las cremas corporales); el aguacate (una fruta originaria de México, que estimula el colágeno natural de la piel) y el mango (otra fruta tropical ultra hidratante). Estos ingredientes se incluyen tanto en las cremas como en las mascarillas, el nuevo boom cosmético de toda Europa. Sí, hoy se utilizan máscaras para todo: limpiar el cutis; rejuvenecerlo y hasta para hacerse peelings labiales (mejoran los labios agrietados). Tanto se consumen que ahora se venden en las farmacias europeas en sachet (como el champú y la crema de enjuague) a precios súper accesibles.

Otro ítem fuerte de la cosmética natural es el gourmet. Es decir, la utilización de frutas y verduras para la composición de cremas. ¿Lo más innovador? Su envase: las cremas se presentan como si fueran tarros de azúcar o yogures, los jabones imitan la forma de una rosquilla de chocolate o de canapé, y los tónicos humectantes vienen en botellas de leche o en vasos de milkshake.

Bebidas que “rejuvenecen”

Cada vez es más frecuente el consumo de antioxidantes. Pero, para evitar reacciones colaterales, la nueva generación es íntegramente de origen botánico. En el Beauty World acaban de lanzar una bebida cuyo eslogan es “Drink yourself beautiful” (beba su propia belleza), una especie de yogur que se presenta en distintos sabores y con sustancias revitalizantes que prometen restaurar íntegramente la piel por dentro hasta volverla más joven.

Ellos en busca de la juventud

No cabe duda. Los hombres consumen cada vez más cosméticos. Primero fueron las cremas hidratantes, después los maquillajes (Jean Paul Gaultier sacó correctores de ojeras, polvos de sol, vaselinas para labios y hasta delineadores de ojos) aunque con un envase muy masculino. ¿La última novedad? Ahora también hay cremas y mascarillas a base de ácidos para que ellos se puedan realizar peelings caseros, renovar la piel completamente y quitarse años de encima (antes no había para ellos).

Uñas express

¿Lo más trendy? La mayoría de las marcas europeas aseguran que dentro de dos años ya no se usarán más —y hasta desaparecerán de la venta— las clásicas limas de cartón. ¿Sus reemplazantes? Las de vidrio o de cristal. Lejos de las asperezas, su principal ventaja es que empareja la uña hasta en los sectores menos visibles. Esto impide que se quiebren con facilidad al tiempo que prolonga el buen aspecto de las manos.

Hoy todos los accesorios para las uñas apuntan a la practicidad. Hasta se les agregó a los esmaltes un componente sintético que ayuda a que se sequen en segundos. ¿Más innovaciones? El maquillaje para uñas. En la próxima temporada se usarán completamente decoradas. Es decir, con stickers de rayas de colores, estrás, todo tipo de dibujos y hasta con tiras de purpurina. Aunque lo más innovador que se presentó en la feria fue una nueva máquina (que se utilizará en los salones de peluquería o de manicure) que saca autorretratos y los imprime sobre la uña.

Pelucas de vanguardia

Los postizos y pelucas se usarán como alternativa a las coloraciones. Están cada vez más en auge. La propuesta incluye pelucas con los mismos cortes y colores que dictan las tendencias más fashion. ¿El motivo? La idea de los fabricantes europeos es que sus productos sean cada vez más accesibles económicamente para que las mujeres los usen en lugar de las tinturas y no tengan que ir tanto a la peluquería a teñirse el pelo. Lo mismo sucederá con las mechas. Según los fabricantes, terminarán reemplazando a los reflejos para que el pelo se recomponga de las agresiones químicas de los productos. ¿Los tonos de moda para el próximo invierno? Marrones y rubios en todas sus variantes.

Maquillajes high-tech

Y cuando de detalles se trata, no se puede obviar a los tatuajes de henna que están haciendo furor. En Alemania, las chicas más refinadas se tatuan íntegramente sus torsos como si se tratasen de heavy metal. ¿Más apuestas de las marcas? El maquillaje teen con envases ultra impactantes para tentar a las adolescentes más rebeldes. Así se pueden ver brillos de labios dentro un mini zapato o de un castillo. Sombras de ojos dentro de una mariposa, de un corazón o de flores y perfumes dentro de conos de helados.

A mitad de camino entre la cosmética y el maquillaje se ubican los brillos de labios que crean el efecto de bocas más gruesas al igual que el colágeno. Sin pasar por el bisturí ni ver una sola aguja, los fabricantes de este nuevo producto (Tox Skincare) aseguran que en los próximos cinco años la mayoría de los gloss tendrán este componente que engrosa los labios de todas las mujeres. Algunos productos que hoy parecen irreales pero que mañana serán cosa de todos los días.

fuente 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *