cuidar_mayores_estetica

Estética y tratamientos cuando nos hacemos mayores

estetica y cuidados en mayoresQueremos luchar contra la idea de que cuando nos hacemos mayores ya no tenemos que dedicar a tiempo a nuestra estética. Podemos seguir siendo coquetos. Seguro que para muchos el hecho de cuidarse y preocuparse por su belleza es sinónimo de calidad de vida.

Hay algunas personas mayores que por su enfermedad o por su estado físico necesitan la ayuda de terceras personas en el día a día, cuando contratéis una enfermera o seáis vosotros mismos los que os encarguéis de vuestro familiar no olvidéis que el hecho de que se vea bien, guapo, arreglado puede ser una ración extra de felicidad.

Mi experiencia cuando contrate una enfermera para cuidar a un familiar muy cercano, fue que gracias al exquisito trato que daba la enfermera a esa persona, la animaba a ponerse guapa a hablar con más gente a arreglarse para ir a la calle, hizo que fuera mucho más feliz que cuando simplemente se dedicaban a cuidarla.

Si estáis pensando en contratar a alguien tener en cuenta estos consejos que me dieron mis querido amigos de mienfermeraperu.com

La atención en el domicilio de un enfermo, es un servicio que requiere reunir una serie de elementos para que la decisión que tomamos sea acertada, ya que en sí misma es difícil y delicada pues ponemos la salud de nuestra familia en manos “desconocidas”.

Si decidimos contratar a una Licenciada de Enfermería o una Técnica de Enfermería para el cuidado de algún enfermo en casa, tome en cuenta los siguientes consejos:

1. Pida referencias: Pida datos de contacto reales, documentación, demostración de experiencia y referencias de quien contrate. La persona que contrate estará en su casa, no lo olvide. (Si viene de una agencia, o empresa como la nuestra ya no le hará falta hacerlo, pues la empresa se encarga de hacerlo).

2. Pida garantías. Asegúrese que en caso de un incidente sepa quién asume responsabilidades o no sobre cualquier negligencia (generalmente un particular no ofrece esa cobertura).

3. No se fíe de los precios demasiado “económicos”. Tome en cuenta que una empresa puede costar un poco más, pero por el valor añadido de la seguridad y la responsabilidad. Una empresa seria no “regateará” con el precio del servicio, pues sabe lo que ofrece.

4. Constate la reputación. A veces el tener una página web, o estar en redes sociales como Facebook o Twitter, permiten apreciar las sensaciones de las personas en relación a la empresa.  El prestigio en Internet puede reflejar la calidad de las prestaciones de un servicio, tanto de manera positiva o negativa.

Si toma en cuenta estas recomendaciones, lo más probable es que su experiencia con el personal que contrate para el cuidado de un enfermo en su propio domicilio sea satisfactoria y segura.

No os olvidéis la sonrisa alarga la vida y que un buen trato y verte bien en el espejo seguro que te ayuda a ser feliz

Un comentario sobre “Estética y tratamientos cuando nos hacemos mayores”

  1. Gracias amigos de Vipestética por la mención en el post. Creemos que toda persona, al margen de la edad, debe buscar cuidarse tanto en lo emocional como en lo físico , y por otro lado, los servicios especiales de atención a domicilio, deben ser vigilados y aceptados con criterios claros y seguros.

    Un abrazo fraternal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *